Dentro de nuestro estudio del electromagnetismo, ya hemos analizado que todo lo que desprende de este gran tema, toca otros temas de gran relevancia, uno de ellos es sin duda el electroimán.

Un electroimán se puede crear fácilmente envolviendo una bobina de alambre alrededor de un núcleo de hierro blando, como por ejemplo un clavo grande. Dicho clavo que será nuestro material conductor y que a su vez llevará corriente recta producirá un campo magnético circular alrededor de si mismo en todos los puntos a lo largo de su longitud, la rotación de este campo magnético producido dependerá de la dirección del flujo de corriente a través del conductor, aquí podemos aplicar la regla de la mano izquierda. 😎

En el tema del electromagnetismo pudimos observar que  si doblamos el conductor en un solo bucle, la corriente fluirá en direcciones opuestas a través del bucle, produciendo un campo en el sentido de las agujas del reloj y un campo en sentido contrario al lado del otro. El electroimán usa este principio al tener varios bucles individuales unidos magnéticamente para producir una sola bobina.

Los electroimanes son básicamente bobinas de alambre que se comportan como imanes de barra con un polo norte y sur distinto cuando una corriente eléctrica pasa a través de la bobina. El campo magnético estático producido por cada bucle de bobina individual se suma con su vecino con el campo magnético combinado concentrado como el bucle de un solo cable que pasa en el centro de la bobina. El campo magnético estático resultante con un polo norte en un extremo y un polo sur en el otro es uniforme y mucho más fuerte en el centro de la bobina que alrededor del exterior.

Si observamos las líneas de fuerza alrededor de un electroimán comprenderemos mucho mejor a lo que nos referimos, el campo magnético que produce esto se estira en forma de una barra magnética que da un polo norte y sur distinto y a su vez con un flujo proporcional a la cantidad de corriente que fluye en la bobina. Si las capas adicionales de alambre se enrollan en la misma bobina con la misma corriente que fluye, la intensidad del campo magnético aumentará.

De aquí se puede observar y analizar que la cantidad de flujo disponible en cualquier circuito magnético dado es directamente proporcional a la corriente que fluye a través de él y al número de vueltas de cable dentro de la bobina

Electroimán
5 (100%) 1 vote